viernes, 10 de diciembre de 2010

Viagem inesquecível, uma boa companhia, o que mais você poderia querer?

Tal como dije en su momento, este puente lo iba a aprovechar para hacer una pequeña escapada, y tras varios destinos en el aire, los integrantes de esta pequeña excursión nos decidimos por Lisboa, capital de la vecina Portugal.

El destino ayudo bastante en que se pudiera hacer realidad, ya que por ciertos motivos tuvimos que retrasarlo hasta el lunes, y menos mal, ya que si los llegamos a coger antes, esa inesperada huelga de controladores nos habría dejado en tierra, pero finalmente no hubo problema alguno, y después de 5 interminables horas de viaje de bus, cogimos el avión rumbo a tierras portuguesas.

Nada más llegar, tras dejar las maletas en el hotel, ya empezamos a visitar la ciudad, todo el suelo empedrado nos invitaba a dejarnos llevar por Lisboa, a recorrer cada calle, cada rincón, y ver sus monumentos. El primer día fue el más duro, llevaba más de 36 horas despierto hasta que nos volvimos al hotel a la noche, pero aún así se pudo disfrutar. El segundo día empezó con igual que el anterior, madrugando para irnos de visita a esa pequeña maravilla llamada Sintra. Primero nos dirigimos al Palacio de Pena, del cual no pudimos disfrutar de una vista panorámica a causa de la niebla, pero ya en la cercanía lo recorrimos entero, cada cuarto, cada balconcito.

Después nos acercamos al Castelo dos Mouros, que debido a la niebla, daba la imagen de las películas de caballeros, muy espectacular. Tras una larga caminata bajando el precioso parque que rodeaba el palacio y el castelo, llegamos al pueblecito, con las calles también empedradas, hasta que volvimos a Lisboa de nuevo al hotel.

El miércoles visitamos Belem, también precioso, empezando por su torre, vigilando la desembocadura del Tajo. Después visitamos el monasterio de los Jerónimos, una capilla impresionante, en la que coincidimos con una misa, precioso, aunque no entendí demasiado, jeje.
Y como no, probé los pasteles de Belem, simplemente deliciosos, yo diría que tienen un sabor similar a las torrijas, pero bueno, que están muy buenos, es lo importante.

Fueron 3 días muy intensos, sin parar de ir de un lado a otro, esta muy bien comunicado entre tranvía, autobuses y metro, es fácil moverse, y no habríamos visto casi nada si no hubiese sido por Yopo, increíblemente bien informado sobre que visitar, y como ir, sin él no habría sido lo mismo.

Aunque el tiempo no acompañó demasiado, estuvo lloviendo casi constantemente durante los 3 días, al menos la temperatura si nos dio un respiro.
Esperemos que este sea el primero de muchos viajes para conocer mundo, pero poco a poco, jeje. Pero más importante que el sitio que se visita, es con quien se visita, sin los 3 compañeros de viaje esta visita no habría sido lo mismo, muchas gracias a los 3.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Hallowed be the name

Santificado sea tu nombre

Los relámpagos de la tormenta iluminan el cielo oscuro de la noche, sin que la luna pudiera mostrar su fino brillo a causa de las oscuras nubes que cubrían el cielo. El agua de la lluvia se acumulaba en las torres de la iglesia, y poco a poco se deslizaba entre las gárgolas que vigilaban la ciudad impasibles, una ciudad enferma, en la que el crimen recorre las calles sin ninguna oposición.

Las gotas de agua que caían del tejado de la iglesia se teñían de sangre, cada vez más oscura a medida que pasaba el tiempo. En una de las torres, la más baja respecto a las demás, en el pico que se elevaba yacía ensartado un hombre, empapándose con el agua de la lluvia y vertiendo su sangre sobre el tejado.

En el interior, en la capilla, la luz de los relámpagos alumbraban durante breves instantes toda la estancia, creando sombras tétricas que helaban el corazón, pero que desaparecían instantáneamente, quedando todo el interior iluminado tenuemente por varias velas. Del centro, una gran figura de Jesucristo crucificado colgaba, y frente a él, detrás de unos pocos peldaños, una larga fila de bancos, en los cuales se sentaban los feligreses en los momentos en los que se daba la misa, pero que ahora se encontraban vacíos.

En los peldaños, se encontraba arrodillado un hombre, vestido con la sotana totalmente negra. Un hombre de avanzada edad, pelo blanco y ligeramente largo, empapado por la lluvia. El agua le recorría la cara, que la tenia tapada con las manos, pensando en lo ocurrido. Las separó de su cara, se presinó repetidamente, y las juntó frente a su cara.

- Perdóname Padre, se que he pecado, y no tengo ningún derecho a pedirte que me perdones, solo quiero que me asegures que el alma de ese hombre pague en su muerte por lo que ha hecho en vida, ya que en vida no ha sufrido el dolor que ha infligido a los demás.

Unas sirenas se oyen acercarse, y las luces rotativas de los coches patrulla coloreaban de rojo y negro la capilla.

- El final se acerca, Padre, ten piedad de tu siervo que solo intenta cumplir con tu voluntad, aunque a veces me desvié del camino, como ha ocurrido hoy.

Alargó la mano, y del suelo recogió un pequeño cuchillo.

- Ha llegado mi hora, apiádate de mi alma.
Padre nuestro, que estás en el cielo
Santificado sea tu nombre....


sábado, 13 de noviembre de 2010

"Amigos"

"Prefiero que quedemos como amigos", una de las mayores mentiras que pueden decirte, pero que nunca falla, siempre te la vas a creer.

Frase que me han dicho cuando era más joven varias veces, y que finalmente ha resultado que no es así.

Uno se llena de valor, tras mucho tiempo pensándolo, incluso años, el decirle a la persona que ves casi todos los días que te gusta, que deseas estar con ella. Sabes que tienes mucho que perder, pero también mucho que ganar, y por mucho que marees el tema, siempre decidirás arriesgarte, lanzarte y decírselo, haber que es lo que pasa. Tantas películas pegajosas del cine no hacen bien, nos separan de la realidad, y la realidad es que el 99 % de las veces te rechazarán, pero siempre aclararan la situación diciendo que prefieren que quedéis como amigos, lo cual te tranquiliza, hasta que poco a poco te vas dando cuenta a medida que pasa el tiempo que no es así, que ya apenas hablas con ella, hasta que finalmente estas totalmente fuera de su vida.

No hay nada peor que arriesgarse por una mentira, una mentira que empieza desde el momento que te dicen esas palabras.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Road to Lisbon

Hace un montón de tiempo que no viajo fuera del país, la verdad es que esta va a ser la segunda vez que voy a salir de nuestras fronteras, la primera fue a Italia, la típica excursión que se hace en el instituto, un larguisimo paseo en autobús, pero muy divertido.

Ahora le llega el turno a Lisboa, al país vecino, cierto es que no me voy tampoco muy lejos, por algo se empieza, pero va a ser mi primera experiencia en un avión, que nervios, jeje.

Nunca me he montado en un avión, apenas los he llegado a ver de cerca, esperemos que no me traicione mi voluntad y me vea bajando de él como un histérico, menuda decepción me llevaría, así que mucha fuerza de voluntad, y a tomar muchas valerianas, por si acaso, jaja.

Al menos me llevo muy buena compañía, y mi amigo Yopo me acompañará en esta aventura, tiene más ganas él de verme montar en el avión que yo mismo, jaja.

Seguro que a la vuelta haremos ambos una buena crónica de nuestra escapadita.


Vemo-nos em Lisboa.





sábado, 23 de octubre de 2010

Separate Lives

"Vidas separadas
Así siento que vivo contigo, vidas separadas, que tu mundo es muy lejano del mio, que no tiene nada que ver.

Nuestros mundos son muy diferentes, me siento aislado de ti, que no encajo en tu vida.

Ya desde que empezó todo hace años, desde el momento en que te conocí, mi vida dio un vuelco al conocerte, sabía que tenías que ser mía, y sabía que haría lo que fuera para conseguirte. Y así fue, sacrificando todo pude estar contigo, mientras perseguías tu sueño.

Pequeños papeles en series de televisión, alguna actuación en obras de teatro fueron abriéndote el camino hacia la cima, mientras en ese camino te alejabas de mi sin que me diese cuenta.

Nos casamos felizmente, pero eso no cambio nada, tenias demasiados sueños que perseguir, y poco tiempo para mi, pero mi amor me cegaba de lo que ocurría. Tus largas ausencias en meses de rodajes solo hacían que pensara aun más en ti, pero que a ti simplemente te hacían ser más ambiciosa, olvidándote de todo lo demás.

Fiesta tras fiesta, rodaje tras rodaje, poco a poco me fui dando cuenta que yo no encajaba, me encontraba fuera de lugar, el mundo del espectáculo, la fama que te rodeaba, solo me hacían sentir que un muro crecía entre nosotros y nos impedía ser felices el uno con el otro.

Soporté lo indecible, la prensa, el acoso de los periodistas, los rumores constantes de romances con cualquier actor con el que trabajabas, confiando en que todo fuesen falsas especulaciones para vender más revistas.

Y por mi afán de verte, de estar contigo, por eso estoy así, en que maldito momento se me ocurrió ir a visitarte a uno de tus rodajes, con un ramo de las mejores rosas de París, entrar en tu cuarto y encontrarte en la cama con otro, ver en tu cara la indiferencia de que te viera acostándote con otra persona, seguro que lo viste, pero en ese momento se me rompió el corazón.

Ahora aquí en casa, esperando que llegues, y leas esto, aunque ya será lo último que hagas por mí, ya no estaré para hablarlo.
Siempre he sido un idiota, y a pesar de todo, mi corazón sigue siendo tuyo, aunque este hecho pedazos.

Siempre tuyo."

Así acababa la carta que se encontró Jennifer en la mesa, llorando desconsolada arrodillada en el suelo, mientras las piernas de Robert se balanceaban inertes.

viernes, 8 de octubre de 2010

Rain Down

Cae la lluvia

Totalmente absorto en mis pensamientos, de pie en el anden de la estación, mirando como el tren partía sin que yo pudiese hacer nada por evitarlo.
Observaba como poco a poco se alejaba de mi, cogiendo velocidad a medida que avanzaba por los viejos raíles, y junto a el, se alejaba mis sueños, mis deseos, todo se marchaba con el traqueteo del ferrocarril.
Porque en ese tren no iba cualquier persona, se iba la persona de la que llevo enamorado desde el colegio, por la que me levantaba cada día, por la que soñaba cada noche, y se iba sin poder habérselo dicho.

Un día tal como hoy, lluvioso, me dijo que se marchaba de la ciudad, parecía tan lejano que no me preocupe, y lo fui dejando, y sin apenas darme cuenta, ya era el día en el que ella debía partir, mi ultima oportunidad de decirla todo lo que sentía. Pero había llegado tarde, mi ultimo tren hacia mi sueño se marcho, dejandome atrás en su viaje.

Ya solo estaba yo en el anden, con el pelo cayéndome por la cara, empapado por la lluvia. Las gotas resbalaban por mi cara, ocultando mis lágrimas de lamento y de impotencia. Alce la vista al cielo, y después cerré los ojos, sin dejar de pensar en lo sucedido.

Cae la lluvia, el cielo llora junto a mi.





PD:Notareis que faltan tildes, es por que tengo el maldito virus de l doble tilde, y no encuentro forma de quitarlo, así que disculpad mi faltas de ortografía, esperemos que no queden muchas tras hacer la comprobacion de ortografía, jeje.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Under Pressure

Bajo presión
Septiembre te siembra la mente de dudas, de incertidumbre, estás con la cabeza agotada, cansada, totalmente estresada, por que se encuentra siempre

Bajo presión
Horas y horas con la vista clavada en los apuntes, leyendo y releyendo cada línea, cada ejercicio, cada palabra, constantemente con la vista puesta en los folios, estando siempre

Bajo presión
En casa estudiando, con los padres hablando, criticando, aconsejando, pero más que ayudar te hunden en el desánimo, más estrés que te meten en la cabeza, más presión a la que te someten

Bajo presión
Todo tiene final, llega la fecha fatídica, solo quieres acabar, da igual si sale bien o sale mal, solo te quieres liberar de esa tensión, ese estrés, y por fin gritar a los 4 vientos, ya no estoy

Bajo presión.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Juego de espias

Retomando el hilo de películas que me han gustado en mi vida, no puede faltar este peliculón de Robert Redford y Brad Pitt, Spy Game, o Juego de espías.

La película empieza con la captura de Tom Bishop (Brad Pitt), un agente de la CIA, por el gobierno chino. La CIA, para estudiar lo ocurrido, llaman a Nathan Muir (Robert Redford), mentor de Tom, y en las sucesivas reuniones, Nathan cuenta como conoció a Tom Bishop, y las distintas misiones que habían pasado juntos. A la vez de esto, Nathan intenta averiguar por su cuenta lo ocurrido en China, y lo que pretende su propio gobierno respecto a ello.

Una película trepidante, llena de acción, con una buena ambientación del Berlín de la Guerra Fría, de Oriente Medio ambos protagonistas realizan una buena actuación, en resumen, una película con la que no te aburrirás, es una de mis recomendaciones, merece la pena verla.



martes, 31 de agosto de 2010

Genio y figura

Ya estoy de vuelta de mis breves vacaciones en la playa, y toca volver al vicio que es esto de escribir en el blog, jeje.

El otro día fui a ver el remake de la antigua Karate Kid, pero no es de eso de lo que voy a hablar, la sección de cine quedará para otra ocasión, hoy quería rendir un pequeño homenaje a 2 de los iconos que tiene el cine en el mundo, tal vez no sean los que más premios acumulen, pero sin ellos, el cine tendría un gran vacío, al menos desde mi punto de vista, ya que son 2 personas insustituibles.

Ya sea como actores, productores, o directores, está claro que Will Smith y Jackie Chan han dejado huella, y siguen haciéndolo, en el mundo del cine. Ambos tienen un montón de películas a sus espaldas, sus películas pueden ser mejores o peores, pero siempre son divertidas, entretenidas, graciosas, y resaltando las de Jackie Chan, siempre espectaculares, ¿por que quién de nosotros no se ha puesto a intentar imitar los gestos de Jackie Chan después de haber visto alguna película suya? Sobre todo de más crio, que ahora ya da más vergüenza hacerlo, jeje.

Poco más que decir, no os voy a contar su vida tampoco, ni poneros todas sus películas, ya que es casi interminable la lista, simplemente recordar los 2 magníficos actores de los que podemos disfrutar en la actualidad.



miércoles, 11 de agosto de 2010

Como conocí a vuestra madre


Hoy le toca pasar por la sección a una de las series relativamente actual, pero que ha alcanzado gran popularidad, por su humor y sus personajes.
La serie se inicia en el 2005, y hasta el momento lleva 112 capítulos, repartidos en 5 temporadas.

La historia empieza en el 2030, cuando aparecen un chico y una chica sentados en un sofá, y una voz en off les empieza a contar la historia de como había conocido a su madre, y así empieza la historia, tratada en pasado.
El protagonista es Ted Mosby (Josh Radnor), un arquitecto que vive en un piso compartido con sus amigos de la universidad, Marshall Erikssen (Jason Segel) y Lily Aldrin (Alyson Hannigan), que a la vez son prometidos. Ted tiene la principal característica de que intenta racionalizar todo, cosa que le recriminan sus amigos, en especial su autoproclamado mejor amigo, Barney Stinson (Neil Patrick Harris).
Sin lugar a dudas, Barney es el personaje más divertido de la serie, un mujeriego que solo intenta acostarse con las chicas, y suyas son las mejores frases de la serie.

Una noche Ted conoce a Robin Scherbatsky (Cobie Smulders), una reportera de la que cae enamorado, y una de las chicas más sexys que se pueden ver actualmente en televisión, al menos desde mi punto de vista.

Es una serie que puede ser la sucesora de Friends, es de un estilo muy similar, la historia centrada sobre un grupo de amigos.Es una serie que recomiendo, hace pasar muy buenos ratos, sobre todo Barney, es que es único es su especie. Aquí os dejo una de sus muchas frases para recordar.


martes, 3 de agosto de 2010

Made in Switzerland



Llegó el momento de hablar de Gotthard, un grupo al que hice mención en antiguas entradas, y ha llegado el momento de dedicarles una entrada propia.

Gotthard es un grupo formado en Lugano, Suiza, por Steve Lee y Leo Leoni en 1992. Cantan en inglés, aunque hicieron una versión en castellano de una de sus canciones. Su estilo es un punto medio entre el rock y el hard rock.

Han editado 9 álbumes de estudio, y 3 en directo, consiguiendo con todos el número uno en su pais, y también les concedieron varios discos de platino por su gran éxito a nivel mundial.

En sus giras, suelen realizar versiones de canciones de grupos muy conocidos, como fue la versión de Inmigrant Song, de Led Zeppelin, o Hush, popularizada por Deep Purple, aunque han hecho versiones de más grupos menos conocidos, como Manfred Mann, The Hollies, etc. En una de sus últimas giras, acompañaron a Whitesnake.

Los miembros del grupo son los fundadores Steve Lee y Leo Leoni, el cantante y guitarrista respectivamente, Freddy Scherer también como guitarrista, Marc Lynn al bajo, y Hena Habegger en la bateria.

Hace poco he podido escuchar su último disco, de finales del 2009, y básicamente me ha inspirado, jeje.
Os pondré el single que da título a su último disco, Need to believe, que os guste.


domingo, 1 de agosto de 2010

Siempre con retraso

No falla, siempre ocurre lo mismo, ya sabe todo el mundo que cuando pida cita para el médico, siempre le atenderán tarde. es algo ya generalizado, todo el mundo se queja de las largas esperas en el médico, teniendo cita a una hora, otra cosa es yendo de urgencias, que en ese caso ya no digo nada, pero teniendo cita a una cierta hora, pues que menos que más o menos te atiendan sobre la hora citada. Y si siempre ocurre esto, es que algo no funciona, y si se ve que algo no funciona, yo creo que se debería hacer algo, ya sea dar un mayor margen de tiempo entre horas de citas, o lo que crean oportuno, deberían estudiarlo y procurar solucionar estas cosas, ya que si la gente solicita ir al médico a una hora en concreto, puede ser que es que no pueda hacerlo en otra hora por que trabaje, o por la razón que sea.

Pero bueno, siempre por una razón u otra, eso pasará, pero hay motivos buenos, y motivos inadmisibles, como puede ser que den citas a partir de una hora, pero el médico no se presente en su consulta hasta media hora después, eso ya si que no lo entiendo, que ocurra un día en concreto, pues bueno, a todo el mundo le puede pasar, pero que las 3 últimas veces que yo mismo he ido, que llegue media hora tarde, como poco, a iniciar las consultas, ya me parece de risa.

Pero bueno, es algo que siempre seguirá pasando, es algo inevitable, como la noche y el día, jaja.

lunes, 26 de julio de 2010

Alto Voltaje


Por aquí ya han pasado Iron Maiden y Joe Satriani, ahora les llega el turno a la banda más famoso de Australia, aunque curiosamente no fue fundada por australianos, los incansables ACDC (no puedo poner el rayo en medio, jeje)

Tal como dije, la banda se formó en Australia, por los hermanos Young, que eran escoceses, en 1973. Pronto se hicieron famosos en sus actuaciones en vivo gracias a la extravagancia de Angus Young, el guitarrista, que iba vestido con uniforme de colegial. Publicaron varios discos con un enorme éxito, tanto en Australia como en Reino Unido, al que regresaron. EN 1980, el cantante Bon Scott muere, y es sustituido por Brian Johnson, el cual continua en la actualidad.

Cuentan con 17 álbumes de estudio, más algunos grabados en directo, todos con un gran éxito de ventas. El más exitoso de todos, Back in Black, con más de 50 millones de copias vendidas.

El grupo ha mantenido prácticamente a todos sus miembros originales, salvo el cambio obligado de cantante, la batería es el único puesto que ha tenido varios inquilinos, aunque en la actualidad está a cargo de Phil Rudd. El extravagante Angus Young es el guitarrista y buque insignia del grupo, todo el mundo conoce su traje de concierto, y el "paso del pato" tan característico en sus conciertos. La voz desgarrada de Brian Johnson, Malcolm Young a la guitarra rítmica y Cliff Williams al bajo componen el resto del grupo actual.

Un grupo que ha marcado generaciones de aficionados al heavy y el rock, que tienen hasta una calle con su nombre en Leganés, que mueven masas por donde tocan, solo hay que ver el vídeo que os voy a poner, una de mis canciones favoritas, con Bryan Johnson, en su concierto en Doninghton. Espero que os guste, y larga vida a ACDC.

jueves, 15 de julio de 2010

Alcanzar la meta

Era el más veloz, corría como el viento sin que nadie fuese capaz de alcanzarlo. Se sentía libre, con la suave brisa pegándole en la cara durante su carrera, tenía la mente en blanco, solo deseaba correr aún más rápido, ser inalcanzable para cualquiera, esa era su meta ahora mismo.

Balanceaba los brazos ágilmente, al ritmo que daba largas zancadas para mantener la velocidad. Respiraba de forma excitada, dando grandes bocanadas de aire como si fuese a ser la última de su vida.

Y finalmente tuve que detenerse. Poco a poco las fuerzas le habían empezado a abandonar, su ritmo más lento, zancadas mucho más cortas que al principio, y respiraba con muchísima dificultad. Poco a poco le alcanzaban, miraba al frente intentando ver la meta. Estaba cerca, la tenía al alcance de su mano, solo le restaba un esfuerzo más, pero resulto inútil.

Un hombre se abalanzó sobre él, placándolo, cayendo ambos al suelo, y tras él, otras 3 personas les rodearon al instante.

- Queda detenido por atraco a mano armada - decía uno de los agentes que le rodeaban, apuntando con sus pistolas.

- Vale, me rindo - dijo, tirando su pistola al suelo, y levantando las manos.

El agente que se había abalanzado sobre él se incorporó, cogiéndole los brazos, poniéndoselos a la espalda, y le colocó las esposas. Mientras se lo llevaban, el chico miró a su espalda, viendo lo poco que le había faltaba para entrar al metro y poder escaparse, estuvo apunto de cruzar la meta

martes, 13 de julio de 2010

Carnets locales


Es algo ridículo lo que voy a contar, pero es la cruda realidad, así de triste es la realidad.

Como miles de jóvenes españoles, y europeos, tengo el carnet joven de menor de 26, por el cual te hacen descuentos en varios sitios, y todas esas cosas que todos sabemos. También poseo el universitario, el cual uso mucho cuando voy al cine, que esta la cosas muy cara, jeje.

Bueno, pues este fin de semana se me ocurrió ir a Oviedo, de visita, hacer unas compras, etc. Llegó la hora de comer, y como andaba un poco pillado de tiempo, pues decidí ir a un Mcdonalds, donde con cualquiera de los 2 carnets se hacen promoción, y te regalan una hamburguesa.

Pues bien, me dispongo a enseñar carnet joven, y ante mi sorpresa, que no sirve. Saco el carnet universitario, y tampoco vale para nada. Así que nada, me quedo solo con la hamburguesa, y ni promoción ni nada.

Y todo esto no lo entiendo, en este caso es contra Oviedo, pero es en general el tema, si me hubiera pasado en otro sitio, pondría su ejemplo. ¿Es que Asturias es un país aparte? Por que el carnet joven es un carnet teóricamente válido en toda Europa, he estado en Italia, y allí me ha servido sin problemas, así que no entiendo muy bien esta exclusividad. En cuanto al universitario, pues en eso me meto menos, aunque por lo que se, hay un convenio entre las universidades de León y Oviedo, pero si eso no se extiende a los carnets universitario, pues no digo nada, aunque bueno, un estudiante universitario español, lo es en cualquier ciudad española, y al fin y al cabo, el carnet universitario es para demostrar que es un estudiante, que es básicamente la ventaja que nos da este tipo de carnets, pero bueno, se ve que son carnets para usar solo al lado de mi casa, y para eso, muy útiles no son.

domingo, 4 de julio de 2010

Un verdadero dios de la guerra


Continuando con la sección de videojuegos, os hablaré de una saga con uno de los personajes más "bestias" de todo el mundo de los videojuegos.

Se trata de God of War, una saga de 4 titulos que se reparten por las distintas consolas Sony.

La historia se centra en la antigua Grecia, en la época de Dioses y Titanes, y más en concreto en Kratos, un espartano marcado para toda su vida.

Kratos era un general espartano, temido en el campo de batalla, siempre llevando a su ejército a la victoria, pero en una de esas numerosas batallas contra los bárbaros, a punto de ser ejecutado, pidió ayuda a Ares, dios de la guerra, a cambio de su propia alma. Ares respondió a la llamada, acabando con sus enemigos, y dando a Kratos unas espadas con cadenas, que quedaron fundidas en sus brazos, siendo una extensión del propio guerrero. Desde ese momento, paso a ser el fiel siervo de Ares, destruyendo y sembrando la muerte haya donde pisaba. En un pueblo mató a todos los que allí moraban, descubriendo más tarde que entre los muertos estaban su mujer y su hija. Se prendió fuego al pueblo, y un oráculo lanzó una maldición sobre él, quedándose pegadas a él las cenizas de su mujer e hija, dándole un aspecto blanquecino, conociéndole desde entonces como el fantasma de Esparta. Desde entonces, el recuerdo de su mujer e hija le atormentaban, y siguió las órdenes de los dioses, con la promesa de que le harían desaparecer las pesadillas.

Tras esta premisa se desarrollan los juegos de God of War, sobre todo el primero, y el juego de la psp. En el primero cronológicamente ordenado en la historia es el de la psp, Chains of Olympus. En este título, el dios del sol, Helios, es raptado, y los dioses reclaman a Kratos para que libere a Helios.
El segundo título, primero de la Playstation 2, Ares se dispone a destruir Atenas, ciudad bajo la protección de Atenea, pero Zeus tiene prohibido luchar a los dioses entre si, por lo que Atenea reclama los servicios de Kratos, prometiéndole la liberación de sus pesadillas. Kratos acepta la misión, pero para llevarla a cabo, necesita encontrar la caja de Pandora, que le dará poder suficiente para enfrentarse a Ares. En su búsqueda, mata zombis, descabeza minotauros, escala montañas enormes a espaldas de titanes, y en su camino encontrará personajes de la antigüedad que le ayudaran, pero que la mayoría de las veces se interpondrán en su camino, y deberá deshacerse de ellos. Tras acabar con Ares, los dioses no cumplen su promesa de liberarle de las pesadillas, y decide suicidarse arrojándose por un acantilado, pero justo antes de caer, le rescatan, ofreciéndole el puesto vacante de Dios de la guerra.

Al convertirse en Dios de la guerra, se dedica a llevar al pueblo espartano a la victoria en cada batalla. Eso a los dioses no les gusta, y le tienden una trampa, así empieza el tercer título de la saga, Divine Retribution. En una de las batallas, en Rodas, debe ceder sus poderes como dios para poder acabar con un coloso, pero debido a ello, ya no es inmortal, lo que Zeus aprovecha para matarlo. Mientras se hunde en el Hades, Gaia, la titán, le rescata de la muerte, para que le ayude a matar a Zeus, así comienza la venganza de Kratos contra Zeus. Lo que debe hacer es llegar al momento de su muerte, por lo que debe ir a ver a las Hermanas del Destino. Resolviendo puzzles y matando a innumerables enemigos, llega a presencia de ellas, las cuales no pretenden ayudarle, y ante Kratos, o se le ayuda, o se muere. Tras derrotarlas, se vuelve atrás, impidiendo que Zeus le mate, y luchando contra él. Justo en el momento en el que Kratos va a acabar con Zeus, Atenea se interpone, muriendo en manos de Kratos.

Tras esto, Kratos vuelve más hacia atrás en el tiempo, a la batalla entre titanes y dioses del pasado, dispuesto a acabar con todos.

Y así empieza el último juega, para la playstation 3, inmersos en la batalla entre dioses y titanes. En esa batalla, Kratos es traicionado por los titanes, que simplemente le usaron para poder vengarse de los dioses, y tras esto, empieza el camino de Kratos para destruir a dioses y titanes.

Gráficamente, esta muy bien hecho, unos fondos impresionantes, sobre todo en playstation 3, los personajes muy bien diseñados, las batallas, de lo más sangrientas que veréis en videojuegos, y la historia, bien enlazada entre todos los títulos de la saga, viendo personajes de la mitología griega, y a los propios dioses pasándolo mal en su supuesta inmortalidad.

Así que ya sabéis, si queréis saber lo que se siente destrozando todo a tu paso, probad este juego sin duda, hasta los cimientos del Olimpo temblarán.

lunes, 28 de junio de 2010

Metal Gear


Ya lo sé, soy un poco desastre, he dejado un pelin abandonado el blog, ya se sabe, exámenes, estrés, sueño, todo se acumula, y las ideas brillan por su ausencia, bueno, mas de lo normal, jaja.

Pero ya estoy aquí de nuevo, ya acabé los exámenes, con funesto resultado, y aunque las ideas aún tienen que formarse, pues me he animado a escribir sobre videojuegos, algo lógico al fin y al cabo, me encantan, jaja.

Y para la primera entrada de esta sección, uno de mis favoritos, por jugabilidad, gráficos, historia, personalmente, nadie al que le gusten los videojuegos con historia debería perderse esta saga, os hablo de Metal Gear.

Metal Gear es una saga larguísima, que cuenta con 8 títulos, más varias versiones ampliadas, o que cambian la historia ligeramente, y se espera una novena entrega a finales de año. La mayoría de los capítulos han salido en exclusiva para las distintas consolas de playstation, tanto para la 1, la 2, la 3, y la psp, pero también salieron algunos para la NES, la game boy y Xbox.

Hablaré básicamente de las que he jugado, y las que más historia tienen.
- Metal Gear Solid

Tercera entrega de la saga, y la primera en consolas de nueva generación, apareciendo para la playstation 1.

La acción se sitúa en Shadow Moses, una isla en Alaska, donde una base militar ha sido tomada por un grupo militar de élite, y amenazan con usar una arma nuclear, el prototipo Metal Gear Rex, un tanque bípedo. Para hacer frente a esta amenaza, reclaman los servicios de un antiguo agente, conocido como Solid Snake, un personaje irónico acostumbrado al trabajo en solitario, experto en misiones de infiltración y combate cuerpo a cuerpo, para que se infiltre en la base y desactive la capacidad nuclear de los terroristas.

En esta entrega, la calidad gráfica es bastante buena, considerando que fue de los primeros juegos de la playstation 1, y supuso una mejora notable de sus antiguas versiones para la NES, aparte de ser la gran novedad, el precursor del género de infiltración. La historia trata temas ficticios y temas reales de la vida, sin dejar cabos sueltos, explicando partes de la vida anterior de los personajes. Y la jugabilidad, simplemente brillante, no hace falta ser un experto en consolas para hacerte con los controles de este juego, en el que manejaras a Solid Snake en su aventura por la base.

- Metal Gear solid 2: Sons of Liberty

Continuación de Metal Gear, el primero para la playstation 2.
La historia se centra varios años después de lo ocurrido en Shadow Moses. Esta compuesto por 2 partes, la primera, es una misión en un barco, donde manejaremos a Snake. Snake ahora forma parte de un grupo llamado Philantrophy, y que persigue erradicar la amenaza de los Metal Gear. Descubren que en ese barco se transporta un nuevo prototipo, y se infiltra en el barco para sacar fotos y sacar a la luz dicho prototipo. En su aventura, un ejército ruso toma el control del barco, y finalmente lo acaban hundiendo.
La segunda parte transcurre 2 años después de hundirse el barco, debido a ello se construyo un edifico para controlar la contaminación que produjo, llamado Big Shell. Un grupo terrorista conocido como Sons of Liberty se hacen con el control de las instalaciones. El coronel Campbell manda a un nuevo agente, Raiden, para infiltrarse en la base, y acabar con la amenaza que ello supone. Por supuesto, la historia es mucho más compleja que esto, pero tampoco la voy a destripar, jeje.

Gráficamente, pues un enorme paso adelante, las nuevas posibilidades que daban la mejor capacidad de las nuevas consolas hicieron que los personajes fueran mas realistas, y la jugabilidad, exactamente igual que la anterior entrega, pero introduciendo alguna mejora y nuevos movimientos al personaje.

- Metal Gear Solid 3 Snake Eater

También para playstation 2, es una precuela de la saga, desarrollándose en la Rusia de la Guerra Fría, y de protagonista el padre de Solid Snake.
La misión consta de una primera parte, que era rescatar a un científico ruso que quería desertar de su país, inventor de un arma nuclear conocida como Shagohod, y una segunda parte, que es encontrar dicha arma y destruirla. El estilo es distinto, no estamos en una base llena de armas, nos encontramos en la selva, donde tienes que sobrevivir cazando animales para alimentarte, recogiendo plantas para hacer medicinas, y camuflándote con el medio. Para ello, se dispone de varios trajes y pinturas, que harán que puedas camuflarte mucho más fácil.
Gráficamente es igual de bueno, incluso un poco mejor que Metal Gear 2, y la jugabilidad, exactamente la misma.

Actualmente existe una cuarta entrega, pero ya que aún no he podido jugarla, no comentaré nada sobre ella, jeje.

La banda sonora de la saga esta muy bien, os dejo aquí un video con una orquesta que toco la canción principal del juego.

lunes, 14 de junio de 2010

Iron Maiden


Bueno, retomo esta sección perdida que surgió un día que me puse algo nostálgico con el bueno de Joe Satriani, para presentaros a una de mis bandas favoritas de heavy metal, los míticos Iron Maiden.

Pocos son los que mínimamente conociendo el heavy metal, o incluso sin conocerlo, no hayan oído hablar de Iron Maiden, la cual ha influenciado a un montón de nuevos grupos que van surgiendo poco a poco.

Es una banda británica fundada en 1975 por el bajista, y único miembro que se ha mantenido desde el principio, Steve Harris.

Los miembros actuales son el propio Steve Harris al bajo, Bruce Dickinson en la voz, que tras un breve periodo en solitario, decidió volver a la banda, Adrian Smith, Janick Gers y Dave Murray a las guitarras, y Nicko McBrain en la bateria, aunque muchos otros han pasado por las filas de Iron Maiden, como puede ser el vocalista Paul Di´Anno, con el que obtuvieron grandes éxitos.

Un total de 14 discos abalan su buen hacer , y en breve sacarán un nuevo álbum, aunque para mi, personalmente, sus mejores discos son los primeros, como pueden ser Iron Maiden, Killers, o The number of the beast.

Uno de los mayores iconos de la banda, aparte de su estilo musical, es la mascota, llamada Eddie, portada de todos sus discos


Y como no hay mejor muestra que la propia música, os dejo con la canción "The number of the beast", una de mis favoritas del grupo, espero que os guste.



lunes, 31 de mayo de 2010

Spring Time



Ya por fin parece que se empieza a estabilizar el tiempo, y se puede decir de verdad que ya estamos en primavera, con su solecito, su calorcito, y con el puñetero polen.


Por que esta es la época en la que se tienen los ojos rojos las 24 horas del día, que te pasas el día estornudando, con un pañuelo en cada bolsillo de tu ropa, y la nariz roja.


Es la época de transición entre el frió del invierno, y el calor del verano, sin los inconvenientes de las dichosas alergias que trae la primavera.


Yo, como muchos españoles, también padezco las típicas alergias, y lo sufro bastante, te pasas el día que no puedes hacer nada, los ojos molestan un montón, lo cual es un inconveniente en estas fechas, ya que los exámenes no entienden de alergias, pero es un impedimento para poder rendir de mejor forma.


Así que nada, tocará sufrir durante un par de meses, hasta que llegue el verano, y ya olvidarse uno de los pañuelos, y mientras tanto, a sufrir, tanto los que las padecen, como los que nos acompañan.


P.D: Ya arreglé lo del virus ese de las tildes, gracias Yopo, jeje.

lunes, 24 de mayo de 2010

El dilema de las llaves

Bueno, estaré una temporada que no podre escribir demasiado, que empiezan estas fechas tan horribles, y no tendré mucho tiempo para poder escribir, pero si he tenido el suficiente tiempo para reflexionar sobre una cosilla, que me llama la atención.

A todos nos ha pasado que estando en casa, suena el timbre, y es algún vecino, que te llama a ti por ser el primer piso al que se le ocurrió picar, para que le abras la puerta, que se le olvidaron las llaves. Tu le abres, y hasta ahí, todo bien, y aquí empiezan mis dudas existenciales.

Yo creo que todos, o al menos yo, llevamos las llaves del portal, y de la puerta de la casa, en el mismo llavero, así que si pierdo las llaves del portal, en el paquete van incluidas las de mi casa, así que aunque le abras la puerta del portal al vecino, ¿como pretende entrar en su casa? Porque salvo que tenga un basto conocimiento sobre como forzar puertas, va a ser bastante complicado que pueda entrar a su propia vivienda.

Puede sonar a bobada, seguro que leeréis muchas mas de este estilo por aquí, pero es algo que me ha llamado la atención, jeje.

PD:si veis que algunas palabras no tienen tilde, es por que no puedo ponerlas, que cuando doy, me salen dobles, creo que es ese virus del que hablaba Yopo, es algo así: cami´´on, asi que haber cuando lo soluciono.

viernes, 14 de mayo de 2010

Vampiria 2 Último Capítulo

Clauthor se encogió, empezando a emitir un aura negra que le rodeó. Sus ropas desaparecían, cambiaba el tono de su piel, quedando grisácea. Su cara cambió radicalmente, el cabello le desapareció, sus ojos se volvieron grandes, como si se les fueran a salir de las órbitas oculares, en su boca solo parecía haber dientes afilados que le salían de ella. De su espalda salieron 2 alas, y sus manos se agrandaron, y en vez de dedos tenía garras afiladas.

Tras la transformación echó a volar, me agarró por los hombros, y me levantó del suelo, llevándome en el aire durante un rato, hasta que de repente me soltó contra una ventana, rompiendo el cristal y cayendo rodando por la ladera de la montaña. Me puse en pie de un salto, y vi como Clauthor volvía a por mí volando con furia. Cuando se disponía a golpearme me agaché, y al pasar volando sobre mí le agarré de la pierna y le lancé contra el suelo. Rápidamente se levantó del suelo y hubo un intercambio de puñetazos y patadas, en medio de la nieve y de los árboles, hasta que ambos nos cogimos por las manos, manteniendo la distancia. Clauthor dobló los brazos, levantó un poco la cabeza y me golpeó con la frente en mi cara, dejándome un poco desorientado. Me recompuse, y al volver a la pelea me dio una patada en el estómago, y luego un gancho que me tumbó, haciéndome rodar cuesta abajo. Choqué contra un árbol, lo que hizo que dejara de rodar. Me levanté y miré a mi alrededor en busca de mi enemigo, pero solo vi nieve, árboles y el acantilado, que estaba a escasos metros de mi posición. Una sombra se acercaba a mi velozmente, me escondí tras un árbol, y cuando escuché el aleteo salí y le di un puñetazo en la cara. Se echó las manos a la cara, y le solté una patada a la nuca. Le di otra patada, pero la esquivó y empezó a golpearme él. Esquivaba los golpes como podía, retrocedía paso a paso hasta que llegué al borde de la ladera. Clauthor extendió sus manos, me agarró fuertemente del cuello y me levantó del suelo.

- Me has molestado mucho, Kira, pero de esta ya no te escapas. Por lo que veo te molestó mucho que insultara a la hija que mataste. Da igual, acabarás como ella, muerto, como un perro abandonado. Deberías haberla matado lentamente, que sufriera, por haberme traicionado y pasarse al bando de los humanos, era una imbécil, me alegro que este muerta.

En un ataque de rabia le golpeé con mi frente en la suya, le quité sus manos de mi cuello, nos giramos, y le di un puñetazo con toda mi fuerza y mi rabia en el pecho, traspasándole la piel. Saqué la mano, y en ella tenía agarrado su oscuro corazón. Sin pensármelo cerré el puño y lo aplasté. Clauthor estaba inmóvil, empezó a perder el equilibrio y se precipitó por el barranco, transformándose su cuerpo en ceniza mientras caía. Me desplomé sobre la nieve, perdiendo el conocimiento.

El Sol brillaba cálidamente, derritiendo la nieve de los árboles, goteando sobre mi cara. Con mucho esfuerzo me levanté, intentando recordar lo que había pasado. Había matado a Vafer y a Clauthor, había cumplido con mi misión. Las heridas ya no sangraban, pero todavía me escocían muchísimo. Me dirigí al castillo, recogí la mochila, y volví al pueblo desde el que había iniciado el viaje. Tras varios días, por fin llegué, y vi como Ranko se acercaba corriendo.

- Hola, bienvenido de nuevo. ¿Qué te ha pasado? ¿Por qué tienes tantas heridas?
- Yo también me alegro de verte. ¿Podrías darme algo de comer? Llevo días sin probar bocado, y casi no me tengo en pie.
- Por supuesto, perdona.

Me apoyé sobre su hombro, y con trabajo llegamos a su casa. Comí opíparamente, quedé lleno, y dormí un par de horas. Me desperté con fuerzas renovadas, me habían curado las heridas, y fui al salón a despedirme de Ranko.

- Hola, ¿qué tal has dormido? – preguntó preocupado.
- Bien, muchas gracias por haber sido tan amable conmigo, y gracias por curarme.
- ¿Puedes explicarme qué te ha pasado? Venías con muchas heridas, y hace un par de noches oímos unos rugidos espantosos.
- Bueno, ya no tenéis que preocuparos por los vampiros, no quedó ninguno en el castillo. Y ese rugido, mejor que no lo sepas.
- ¿En serio ya no quedan más vampiros? Muchas gracias, nos has librado de una gran amenaza para nuestro pueblo.
- Tranquilo, es mi trabajo. Ahora te tengo que dejar, tengo que volver a mi ciudad.
- Bueno, buen viaje.

Nos dimos un fuerte abrazo, recogí mis cosas y salí de su casa. Afuera sucedió lo mismo que la otra vez, todo el pueblo estaba por las calles observando como me marchaba de allí. Llegué a la salida del pueblo, cuando empecé a oír gritos de alegría y de agradecimiento. Me giré, y vi como los habitantes me agradecían haberles ayudado.
Sonreí levemente, di media vuelta y me marché. En pocos días llegué a Katmandú, y en vez de volver a Budapest a informar a los viejos, cogí un avión hacia mi ciudad, Tenía que seguir trabajando en el Mc Donalds para ganarme la vida, me había escapado demasiados días de mi trabajo.

Tras un largo vuelo, por fin pude pisar tierra firme. Ya era de noche, y decidí ir al cementerio, quería ver su tumba, era lo único que me apetecía hacer en ese momento. Caminaba solitario por la calle, alumbradas por las farolas que me guiaban en la oscuridad a mi destino. Atravesé el parque, y por fin llegué ante su tumba. Me agaché sobre ella, saqué la espada que me habían dado los viejos y la clavé a modo de crucifijo. Me apoyé sobre ella y cerré los ojos. Había hecho lo que tenía que hacer, había salvado a la humanidad, pero no me sentía mejor, seguía echándola de menos, prefería haberla salvado a ella antes que al resto de la humanidad. Noté como unas manos me rodeaban y me sujetaban, mientras que una boca se acercaba a mi oído.

- Te dije que me vengaría – me susurró la persona que estaba a mi espalda.

Abrí los ojos, y vi como la espada brillaba. Era ella, no había duda, la dejé con vida pensando que podría cambiar, como su hermana, pero no había sido así, solo deseaba vengarse. Me inclinó la cabeza hacia un lado y me hundió sus colmillos. En pocos instantes moriría, pero tenía que hacer algo antes. Cogí la espada, y sin pensármelo 2 veces me la clavé en el pecho, atravesándome por completo y clavándose también en el corazón de ella.

- ¿Pero cómo….?

No pudo decir más, se hizo polvo instantáneamente. Me salía sangre por la herida del pecho y por la boca, en un momento moriría sin remedio. Saqué la espada de mi pecho y la volví a clavar frente a la tumba, sosteniéndome sobre ella para no caerme. Finalmente había hecho lo que querías, he cumplido. Nos veremos más pronto de lo que pensaba. Mientras me desplomaba vi como sus brazos se extendían para cogerme y no dejarme escapar, como sonreía por volverme a ver. Noté el suave roce de su piel, su cálida voz en mis oídos. Estaba tendido en el suelo, pero ante de desfallecer por completo, sonreí.


FIN

lunes, 10 de mayo de 2010

Vampiria 2 Capitulo 11

En medio de la sala estaba el dragón recostado, descansando para el gran día que le esperaba. Clauthor se encontraba a su lado, observándolo maravillado. De repente Vafer empezó a mover la cabeza, olisqueando a su alrededor.

- ¿Qué te pasa, hay alguien cerca? – preguntaba Clauthor desconcertado por la avidez con la que movía la cabeza Vafer.

La mirada del dragón quedó fija en la puerta en la que estaba escondido, y tras un fuerte bramido escupió una bola de fuego que se dirigía hacia mí. La esquivé a duras penas, quedando al descubierto.

- Vaya, veo que sigues vivo, pensé que mi hija te había matado, no creo que tu la hayas hecho nada, al fin y al cabo, es idéntica a la que amabas, ¿no?
- ¿Lo sabías?
- Por supuesto, yo lo sé todo. La verdad es que me alegra que no te matara, así mi querido Vafer podrá divertirse un rato, además, tiene mucha hambre. Espero que estés preparado, vas a ser le cena de mi dragón.

Clauthor se subió a la espalda de Vafer, y este se puso en pie, babeando su boca imaginándome entre sus dientes. Yo empuñaba con fuerza a Matheril, confiando en que su fuerza me diese la victoria. El dragón se puso a 4 patas, y se abalanzó sobre mí con furia. Salté hacia la izquierda, evitando la embestida, pero no me acordaba de su cola, la cual me propinó un tremendo golpe que me mandó contra la pared. Empecé a sangrar, ese golpe me había dejado malherido, aún así me levanté esperando mi oportunidad para atacarlo. El dragón volvió a lanzarse sobre mí, con la boca abierta, dispuesto a devorarme de un bocado, pero salté justo a tiempo para que se golpeara contra la pared, pero Clauthor me estaba esperando, dándome un puñetazo. Mientras Vafer sacaba la cabeza que se le había incrustado en la pared, retrocedí lentamente hasta estar a una cierta distancia, la suficiente como para poder controlar sus movimientos. El dragón volvió a ponerse en pie, y dio media vuelta hasta que me vio. Aspiró aire, y se dispuso a lanzarme bolas de fuego. Inclinó la cabeza hacia delante y me escupió varias bolas de fuego. Esquivé la primera y corrí hacia él en zig-zag para que el resto de las bolas no me alcanzaran. Cuando ya estaba cerca de él, me lanzó una última bola. Me quité rápidamente la chaqueta y la tiré contra la bola, carbonizándose al instante, pero formando una cortina de humo que me serviría para matar a Vafer. Cogí impulso y salté hacia el humo, así no me verían, traspasé la cortina, pillándolos desprevenidos.

- Ya eres mío – dije mientras me disponía a dar la estocada, ansioso por terminar con todo esto.

Estiré el brazo con la espada para que se hundiera en su pecho, atravesando su corazón, pero en vez de eso, Matheril rebotó en su cuerpo sin hacerle ningún rasguño. No me lo podía creer, no le había hecho nada, había hecho lo que me dijo el viejo mago y no servía de nada. Mientras caía al suelo el dragón estiró su brazo con sus tremendas garras, y me atacó, lanzándome contra la pared contraria a gran velocidad. Mi espalda golpeó contra la pared, haciéndome escupir sangre por la boca. Matheril se me escapó de las manos, cayendo al suelo de punta y clavándose en él. Seguidamente caí yo, quedando tendido en el suelo sin apenas fuerza. Las garras de Vafer me hicieron unos terribles cortes en el pecho que lo recorrían de un lado a otro en diagonal, y sangraban abundantemente. El dragón no se había movido de su sitio, sonreía al ver mi penosa situación.

- Jajaja, estás horrible – se mofaba Clauthor - ¿En serio pretendías detenerme? Ni siquiera un ejército podría detener a Vafer, eres un iluso, aunque debo admitir que ha sido divertido.

No hice caso de sus palabras, y apoyándome en Matheril conseguí levantarme, pero no fui capaz de sacarla del suelo, apenas tenía fuerzas para mantenerme en pie.

- Vaya, todavía tienes fuerza para tenerte en pie. Los humanos sois unos testarudos y unos estúpidos, nunca sabéis cuando rendiros, por eso os odio. No entiendo como mi hija decidió vivir como una media humana, fue lo que decidió. Por eso no la aguantaba, la odiaba. ¿Sabes? Me hiciste un favor al matarla hace 10 años, era una vergüenza para mi sangre, para todos los vampiros, la oveja negra de la familia. Me alegra que la mataras, se lo merecía, era una estúpida, igual que todos vosotros.

No recuerdo si dijo algo más, sólo podía escuchar los latidos de mi corazón, cada vez más fuertes, parecía que me fuese a explotar. Me sentía igual que aquel día que discutí con Tina, estaba fuera de mí. Notaba como la sangre hervía en mi interior, como en mi interior aparecía una fuerza desconocida para mí, una fuerza excepcional incapaz de controlarse.
El dragón agachó la cabeza mostrando su enorme cuerno de la nariz, y se abalanzó sobre mí, dispuesto a ensartarme. Estaba apunto de atravesarme el cuerpo con su cuerno, pero no pasó nada, con mis manos sujetaba su cuerno con fuerza a escasos centímetros de mí. Vafer intentaba impulsarse con las patas para alcanzarme, pero no podía. Clauthor miraba atónito lo que ocurría, un escalofrío parecía recorrer su cuerpo. Alcé la vista, cruzándose mi mirada con la del dragón, y en sus pupilas vi como mis ojos despedían un fantasmagórico brillo azul. Ambos parecían atemorizados al ver mis ojos, no podían articular sonido alguno. Hice fuerza con las manos y los brazos, arrancando el cuerno del dragón de cuajo, brotando sangre a chorros del hocico. Vafer se puso en pie, gimiendo de dolor con toda su rabia y su furia. Sostenía el cuerno con ambas manos, goteaba sangre por su punta. Lo sujeté con la mano derecha y se lo lancé a los ojos, quedando clavado en el izquierdo. Los gritos de Vafer fueron a más, se hundía en la desesperación, deseaba morir antes que aguantar esta tortura. Cogí a Matheril sacándola del suelo, y sus joyas empezaron a brillar con mucha intensidad, e igualmente la hoja. Me acercaba lentamente al dragón, que seguía gritando de dolor, y a causa de que tenía el ojo izquierdo inservible no se daba cuenta de mi presencia. A pocos metros de él salté y le clavé la espada en el pecho, que esta vez si se hundió en su carne, atravesando su corazón. Vafer rugía feroz y desesperado, intentando sacarse la espada con sus garras incapaces de cogerla. Las joyas empezaron a brillar aún más, y de ellas salían haces de luz que envolvían al dragón. Clauthor se alejó rápidamente de él para ver que es lo que estaba sucediendo. Los haces habían envuelto a Vafer por completo, y tras nos instantes de silencio, explotó sin dejar rastro alguno de lo que hace unos segundos era un terrible dragón. Tras esto, mi mirada quedó fija en Clauthor.

- ¡Maldito seas, Kira, has matado al ser que me daría el control del mundo! – maldecía a voces – Ahora te mataré, desgraciado

CONTINUARÁ

P.D: ya por fin se acaba, queda el último capítulo, jeje

jueves, 6 de mayo de 2010

Vampiria 2 Capitulo 10

Ante mí había un ser mitológico, casi un dios, algo que jamás me habría esperado encontrar. Un gigantesco ser de color azul y verde, patas traseras pequeñas pero fuertes, una larga cola con unas especie de púas que la hacían tremendamente peligrosa, dos enormes garras, y a su espalda, dos poderosas alas semejantes a las de los vampiros, cubiertas por una larga melena que le llegaba desde su terrorífica cabeza, con el hocico que sobresalía, mostrando sus afilados dientes, incluidos sus caninos, igual que los vampiros. De la parte de la nariz le salía un feroz cuerno, y por detrás de la cabeza otros dos, de la misma zona donde brotaba la melena. Sus ojos eran rojos, con una franja negra que los recorría de arriba abajo, que inspiraban terror, te explotaba el corazón si los mirabas fijamente.

Permanecía inmóvil, impasible ante su renacer. Se inclinó minimamente hacia atrás, y al echarse para adelante produjo un sonido que me heló el corazón, un grito espeluznante, agudo, penetrante, haciendo saber que había vuelto a la vida y que él mandaba, que no había forma posible de hacerle frente. Tuve que taparme los oídos, si no me habría quedado sordo. Cesó su terrible grito, y Clauthor se acercó a él abriendo los brazos como si le fuese a abrazar.

- Que belleza, por fin he encontrado al dragón de los vampiros, el terror de los humanos, Vafer.

Después le habló en un extraño dialecto, el lenguaje de los vampiros, no llegué a entender nada, y acto seguido el dragón comenzó a batir sus alas con fuerza, levantado una gran ventisca. Se elevaba lentamente, y acto seguido se lanzó contra el techo de la estancia, haciendo un enorme agujero a su paso. Clauthor se quitó la capa, extendió sus alas y echó a volar siguiendo a su nueva bestia asesina. Enormes bloques de piedras se desprendían por el fuerte golpe del dragón. Varios cascotes se dirigían hacia donde yo estaba, teniendo como única salida posible lanzarme hacia el foso. Sin pensármelo dos veces me tiré instantes antes de que las gigantescas rocas cayeran sobre mí. Tras unos pocos segundos en el aire, caí donde anteriormente se encontraba la piedra que encerraba al dragón. Me iba a levantar cuando vi una especie de caja enterrada por los escombros. Me acerqué a ella, la desenterré, soplé para quitarla el polvo, y la observé detenidamente. Era una caja negra de madera, alargada, con un dragón enroscado de color plateado incrustado en ella. No tenía ningún tipo de candado ni de cerradura. La abrí, pero no pude ver lo que había en su interior porque un fuerte brillo blanco de su interior me cegó.

Después de un rato pude abrir los ojos, y ante mí había un anciano con una larga barba blanca, cejas espesas que ocultaban ligeramente sus pequeños ojos negros. Un sombrero de pico azul cubría su cabeza, y un gran manto azul ocultaba sus ropajes. En su mano derecha sostenía un largo báculo de madera. Todo su cuerpo tenía un aspecto traslúcido, se podía distinguir un poco lo que había a su espalda.

- Joven – comenzó el anciano con voz grave – si has descubierto esta caja es que Vafer ha sido despertado.
- ¿Quién eres tú?
- Mi nombre no importa, soy el mago que encerró a Vafer en la roca.
- ¡Es imposible, eso ocurrió hace siglos!
- Este no soy yo, es mi espíritu, lo encerré en la caja que has abierto para, si despertaba el dragón, intentar ayudar a la persona que encontrara la caja. Debes ser una persona pura de corazón, de lo contrario no podrías abrir la caja.
- No me costó mucho, no tenía cerradura.
- Tenía un sello mágico, solo una persona pura y con una gran fuerza interior podría abrirla.
- Bueno, da igual como haya abierto la caja, ¿cómo puedo detener al dragón? ¿Puedo volver a convertirlo en piedra?
- No, no puedes, solo un mago con un gran poder podría hacerlo, y desgraciadamente no pude transmitir mi legado a nadie.
- ¿Entonces qué puedo hacer?
- Tendrás que matar al dragón.
- ¿Sólo eso? Eso es fácil, ahora vuelvo.
- Espera, con tus armas no podrás hacerle nada, necesitas esto.

El mago me señaló la caja, me agaché, y de ella saqué una extraña espada. Tenía la hoja larga, pero poco filo, igual que las katanas japonesas. La empuñadura era de oro, con formas semejantes a ramas de árboles, con 3 huecos, 2 a los lados y 1 en el medio.

- Coge las joyas de las espadas que despertaron a Vafer y ponlas en esta – dijo el mago.

Me acerqué a las espadas, las saqué de las muescas donde las había metido Clauthor, y una a una fui quitando las joyas y poniéndolas en la nueva espada. Al incrustar la última joya, las 3 brillaron al unísono, incluida la hoja, pero a los pocos segundos el brillo desapareció.

- Esta es Matheril, la única arma capaz de matar a Vafer, pero sólo será efectiva si le das en el corazón, es el único punto débil de Vafer. Adiós y buena suerte, espero que seas lo suficiente fuerte como para manejar a Matheril y matar al dragón.
- ¿Qué quieres decir con eso?

No hubo respuesta alguna, ya que el viejo mago desapareció por completo ante mis ojos. Sin perder más tiempo subí las escaleras y deshice el camino, hasta que llegué al gran salón.

CONTINUARÁ

miércoles, 5 de mayo de 2010

Iron Man 2

La película de estreno que toca comentar es la secuela de Iron Man, estrenada el viernes pasado, al menos aquí, jeje.
Me decidí a verla, ya que la primera parte me gusto bastante, sobre todo el trabajo de Robert Downey Jr, que aunque sea de esas típicas películas que el trabajo del actor queda a un segundo plano, personalmente me gusta el carácter que le da Robert a su personaje.

La historia empieza casi seguida del final de la primera parte, con Tony Stark proclamando a los 4 vientos que él mismo es Iron Man. Debido a eso, se las tendrá que ver con las autoridades del propio país, ya que la armadura está considerada como un arma, y le intentan obligar a entregarla. Aparte del aspecto político, habrá un malo de turno, si no que sería de un héroe sin algún rival. Y también un par de temas más "personales", no quiero que me tachen de fastidiar una peli, así que tendréis que ir a verla para descubrir todo el argumento.

Respecto a los actores, Robert Downey Jr sigue en el papel protagonista, realizando una labor excepcional, al menos para mí, será que soy fácil de impresionar, jeje. Los secundarios, como son Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) o el teniente coronel James Rhodes (Don Cheadle), se le suman personajes de otra saga de superhéroes, los SHIELD, o vengadores, con su director Nick Fury (Samuel L. Jackson), y Natasha Romanoff (Scarlett Johansson), y el malo de la película, Ivan Vanko (Mickey Rourke).

Los efectos especiales, como no pueden ser de otra forma, muy conseguidos, me encanta el acabado de las armaduras, yo también querría tener una así, jeje.
Y para mí lo mejor de la película, la música, a cargo de mis idolatrados ACDC, prestando canciones tanto para partes de la película como para el vídeo musical oficial. En general, una banda sonora muy rockera, a mi gusto, pero que encaja a la perfección en la película.

En definitiva, una película que creo que merece la pena ver.
Os dejo con el susodicho vídeo oficial, así vuelvo a escuchar a ACDC, jeje.

jueves, 29 de abril de 2010

A través de la mirilla

Toc, toc.

Alguien llamaba a la puerta de la habitación. Un hombre sentado en un sillón de cuero negro se levantó. Era una persona grande, 1, 85, muy musculoso, ojos pequeños y penetrantes, cejas espesas, y vestía de forma elegante. Se acercó a la puerta, y mientras dirigía sus ojos a la mirilla, metió su mano derecha en su chaqueta. Observó que era un joven que trabajaba en el hotel, y abrió la puerta sacando la mano de la chaqueta.

- ¿El señor Shaw? - preguntó timidamente el joven botones.

- Si, soy yo - respondió de forma ruda.

- Me han encargado entregarle esto - y le acercó un sobre marrón bastante grande.

- Gracias, chico.

Recogió el sobre de las manos del chico, y cerró la puerta tras de si. Volvió al sillón, abrió el sobre, y sacó su contenido. Eran varios folios, parecido a un informe, y en él figuraban varias fotos de la misma persona, y a su lado un perfil de dicha persona, datos personales, horarios, lugares que frecuenta, etc. Lo miró detenidamente un rato, y después se metió en su cuarto, sacando de su armario un maletín rigido, y alargado. Volvió al salón a recoger los papeles, y salió de la habitación.

Pasó por recepción rápidamente, y en la puerta del hotel había un taxi esperándole.

Minutos después, llegó al centro de la ciudad, enormes rascacielos se elevaban ante él majestuosos. Sin prestar demasiada atención a su alrededor, entro en uno de los edificios, ya algo antiguo, pero igual de alto que los más modernos que le rodeaban. Subía lento, pero firme, hasta que por fín llegó al tejado del bloque. Alli se arrodilló, abriendo el maletín, sacando de él unos prismáticos. Se acercó al borde, y se los llevó a la cara. Observaba el bloque de enfrente, unas oficinas de una empresa. La persona de las fotos del sobre se encontraba alli, metido en un despacho, sentado en una silla giratoria, entretenido con una montaña de papeles que tenía a su lado. Bajó los prismáticos, miró a su reloj, y el cielo. Volvió al maletín, y sacó un pequeño rifle, y un tubo alargado, que lo introdujo en la parte anterior del arma, quedando montado un rifle de precisión. Volvió hacia el borde del edificio, y apoyó el arma sobre un pequeño muro. Lo sostenía, y a través de la mirilla, situó en el centro al hombre de la foto, en concreto apuntaba a su cabeza.

A lo lejos, un ruido cada vez más alto se iba acercando. Un avión despegaba del aeropuerto de la ciudad, y se acercaba a su posición. El sonido se hacia casi insoportable, pero el hombre se mantenía impasible.

- ¿Por qué me gustará tanto mi trabajo? - decia sonriendo para si mismo.

Su dedo índice acariciaba el gatillo lentamente, deseando apretarlo. Ya no oía el ruido de la calle, de los coches pasando a toda velocidad, de los pitidos al formarse un atasco, solo el avión se escuchaba.

BANG

Calló desplomado sobre el suelo, en su cabeza un orificio del que brotaba muchisima sangre, y se vertía sobre el suelo. El rifle cayó a su lado, sin llegar a dispararse por el golpe. Otro visor de precisión observaba el resultado de su disparo. Retiró el arma, guardándola en una bolsa, y se levantó del suelo.

- Cualquiera puede ser observado a través de una mirilla - pensaba Tyler mientras se alejaba de allí.